Blog

Qué tipos de Mantenimiento Web hay y cuál necesitas

tipos de mantenimiento web

Si tienes un negocio con presencia online, seguro que has invertido tiempo, trabajo y dinero en crear la mejor página web, asegurándote de que cuenta con todo lo necesario para dar una imagen impecable de tu empresa.

Una vez que la web está terminada y operativa es habitual pensar que ya está todo el trabajo hecho, sin embargo, no es así. Para que la presencia online de tu negocio sea no peligre, es imprescindible seguir cuidando de ella. Así como asegurarse de que tiene el mejor rendimiento, realizando revisiones y tareas de mantenimiento de forma periódica.

Exactamente, nos referimos a realizar un mantenimiento web Si quieres saber más y como conocer los diferentes tipos de mantenimiento que existen sigue con nosotros porque en este post vamos a compartir contigo todos los detalles.

Qué es el mantenimiento web

En el anterior artículo ya vimos que es el mantenimiento web. Pero por si acaso te has perdido el último post, te hacemos un breve resumen a continuación.

El mantenimiento web es el proceso de realizar cambios y/o actualizaciones en un sitio web con el fin de mejorar su rendimiento, seguridad y estabilidad. Esto incluye tareas como la optimización de la base de datos, la realización de copias de seguridad, la actualización de contenido y el ajuste de herramientas de marketing. El mantenimiento web es una parte importante para mantener un sitio web que funcione correctamente.

Tipos de mantenimiento web que hay

Mantener un sitio web es una tarea esencial para asegurar que su sitio web siga funcionando correctamente.

Existen diferentes tipos de mantenimiento web que se pueden realizar para garantizar el buen funcionamiento del sitio web.

Estos tipos de mantenimiento incluyen mantenimiento preventivo, mantenimiento correctivo, mantenimiento evolutivo y mantenimiento de seguridad. En esta sección explicaremos cada uno de estos tipos de mantenimiento web para entender mejor cómo mejorar el rendimiento de su sitio web.

Mantenimiento preventivo: Este tipo de mantenimiento se realiza para prevenir futuros problemas en el sitio web. Esto incluye la realización de tareas como la ejecución de copias de seguridad, la actualización de software, la instalación de parches, el escaneo de virus y el monitoreo de los servidores.

Mantenimiento correctivo: El mantenimiento correctivo se utiliza para solucionar los problemas existentes en el sitio web. Esto incluye la solución de errores, la reparación de los elementos dañados, la limpieza y la optimización del código.

Mantenimiento evolutivo: El mantenimiento evolutivo se refiere a las tareas realizadas para mejorar el sitio web. Esto incluye la adición de nuevas funcionalidades, la implementación de nuevas tecnologías, la actualización de la interfaz de usuario y la optimización del rendimiento. En este caso también se puede incluir tareas de optimización y posicionamiento web.

Mantenimiento de seguridad: El mantenimiento de seguridad se utiliza para garantizar la seguridad del sitio web. Esto incluye la implementación de medidas de seguridad (como firewalls, cdn, etc.), el monitoreo de posibles amenazas, la prevención de intrusiones y la realización de auditorías de seguridad.

Porque necesitas un servicio de mantenimiento web

Piensa que, en líneas generales, todas las cosas que no se cuidan o se mantienen de manera adecuada terminan por deteriorarse. En muchas ocasiones se produce un deterioro tan pronunciado que se alcanza un punto de no retorno, es decir, hay problemas tan profundos que es probable que no se puedan subsanar. 

Ocurre exactamente lo mismo con tu página web, cuando no realizas ningún tipo de mantenimiento web, lamentablemente llegarán situaciones desagradables. Para evitar este tipo de situaciones ,es imprescindible contar con un mantenimiento web que prevenga y corrija cualquier tipo de fallo. 

Ten en cuenta que tu página web es el canal de comunicación entre tus clientes y tu negocio, sin lugar a dudas ofrecer un buen servicio online es ofrecerles un buen servicio a tus clientes. 

A la hora de escoger el mejor mantenimiento para tu página web, lo que buscamos es resolver los problemas que surjan con la mayor efectividad. 

Debemos de tener en cuenta varios puntos: 

  • No se trata únicamente de hacer backups o de actualizar, es imprescindible además restaurar. 
  • No es suficiente contar con backups automáticos si estos no son capaces de asegurar la integridad de tus datos o de la ejecución de los mismos. 
  • No es frecuente invertir en programas de seguridad muy caros, si después utilizas contraseñas fácilmente descifrables. 

Para que puedas escoger el mejor mantenimiento para la web de tu negocio, te recomendamos identificar con claridad cuáles son los objetivos que quieres lograr implantando este plan. Una vez tengas claro este punto, será más sencillo implantar las medidas que consideres oportunas. 

Con la finalidad de facilitar estas tareas, vamos a compartir contigo las principales actividades de mantenimiento que se suelen realizar.

Mantenimiento técnico

El mantenimiento técnico se encarga de resolver problemas como enlaces rotos, errores 404 o errores en diferentes contenidos multimedia. 

Un mantenimiento técnico regular permitirá solucionar estos errores a la mayor brevedad posible, impidiendo que el sitio web pierda presencia de cara a los motores de búsqueda. 

Actualizar el contenido del sitio web 

Si tu página web tiene mucho tráfico es imprescindible actualizar el contenido con frecuencia para atraer nuevos clientes y mantener a los habituales. 

Diseño de tu página web, banners y retoque de imágenes 

El diseño de la página web es fundamental puesto que será la primera impresión que tengan tus clientes. Debes de mantener un diseño web atractivo y actualizado. 

Además, es interesante crear semanal o mensualmente nuevos banners para tu sitio web para tus nuevas ofertas, servicios o productos. También es recomendable actualizar, revisar y retocar las imágenes ya existentes mejorando su aspecto visual. 

Mantenimiento de hosting 

Otra de las funciones que se puede llevar a cabo gracias al mantenimiento web es configurar y mantener actualizado todo tu hosting: copias de seguridad, cuentas de correo electrónico, bases de datos… 

Actualización de tu sitio web 

El mantenimiento web también se ocupa de actualizar tu página web o tienda online mediante la actualización de tu versión de WordPress, Opencart y Prestashop. Es muy importante que no trabajes con una versión obsoleta de tu gestor de contenidos ya que puede acarrear problemas en cuestiones de seguridad, puede impedir que el sistema se actualice, incluso facilita la entrada de virus. 

Actualizar tu gestor de contenidos permitirá además que tu web se mantenga al día de las nuevas funcionalidades.

Ahora que ya sabes qué es el mantenimiento web, cómo funciona, qué tipos existen, esperamos que hayas alcanzado la importancia que tiene y la manera en la que repercute en tu negocio. 

No lo olvides, tu página web es tu carta de presentación, es la primera imagen que se llevarán de tu negocio tus clientes, y por tanto, es fundamental cuidarla y optimizarla.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

}